PATIO ANDALUZ
10 viviendas y una biblioteca en Montoro, Córdoba.
Concurso: 2006 - J5 Andalucía - Tercer premio
Arquitectos: Marina del Mármol, Mauro Bravo
Coautor: Daniel Bergman, Miguel Herraiz, Michael Becker
Promotor: Junta de Andalucía

Con la tarde se cansaron los dos o tres colores del patio. Esta noche, la luna, el claro círculo, no domina su espacio. Patio, cielo encauzado. El patio es el declive por el cual se derrama el cielo en la casa. Serena, la eternidad espera en la encrucijada de estrellas. Grato es vivir en la amistad oscura de un zaguán, de una parra y de un aljibe. – Patio andaluz de Jorge Luís Borges

 

La oportunidad que ofrece la vaguada de la Paloma como vacío urbano, es aprovechada planteando el equipamiento solicitado en un área mínima, de forma que se maximiza el espacio del área verde. Además, esto permite aumentar la altura de la biblioteca, haciendo posible la conexión de los dos niveles de ciudad y creando un hito, que se percibirá desde el nuevo acceso.

El programa de viviendas se resuelva mediante el mismo esquema conceptual en cada una de las distintas parcelas, pero manteniendo a la vez la unidad del conjunto, y adecuando su aspecto general al entorno.

La biblioteca se vuelca hacia un vacío interior que comunica todas las plantas a la vez que se abre al paisaje mediante grandes ventanales que enmarcan el paisaje.

La biblioteca como icono de la ciudad. Percibida como un volumen  que se levanta del suelo de una forma muy ligera haciendo que el parque continúe bajo ella. Se sitúa en el nuevo acceso de la ciudad y hace de “conector” entre la zona norte y sur. Es accesible desde los dos niveles de ciudad y puede ser atravesada.

El color de los patios y un interior más contemporáneo frente a un exterior más acorde con el entorno.

El patio andaluz con aspecto arabizante juega un papel totalmente diferente desde que, en el siglo XVIII, abandonase la discreción del centro de la planta para abrirse, mediante la reja, a la calle. Patio-escaparate que expone al público el estatus de la familia.

Curioso espacio donde se alojan pianos -tal vez sin cuerdas-, retratos antiguos y oscuros, blasones, voluminosos muebles tapizados, flores y fuentes. Dioramas ofrecidos al viandante de esta ruta de encantamientos y apariencias.

Vivienda patio introvertida y compleja al interior. La disposición variable de los volúmenes cerrados uno sobre otro cualifican el vacío. “La penumbra” y el patio son un continuo al aire libre y un todo espacial con el interior de la vivienda.